jueves, 30 de junio de 2011

CHILE, TIERRA DE DESIGUALDADES

Jueves 30 Junio 2011

El 60% de los chilenos viven con un ingreso peor al promedio de Angola, en tanto que el 20% más rico, que concentra el 54% de los ingresos totales del país, tiene un estándar de vida mejor al de Croacia. Ambos grupos, están muy separados, tanto geográfica como culturalmente, lo cual tiene importantes consecuencias para la igualdad en las oportunidades en el desarrollo para la mayoría de los niños y niñas del país que nos prometía el ex presidente Ricardo Lagos en su campaña. 

Mientras que la gran mayoría de los hijos e hijas del primer grupo tiene FONASA, se atiende en consultorios y hospitales públicos, y asisten a colegios municipales o particulares subvencionados que cobran una baja escolaridad, los hijos e hijas del segundo grupo tiene ISAPRE, se atiende en clínicas privadas y asisten a colegios particulares pagados o subvencionados que cobran una alta mensualidad. 

Lo anterior separa al país en dos Chiles. Uno con más recursos para un grupo de privilegiados y otro con recursos escasos para la gran mayoría de los chilenos. Esto produce diferencias que no sólo son perjudiciales para quienes no pueden acceder a servicios de mayor calidad, sino que es ineficiente para la productividad total de Chile. La evidencia psicométrica muestra que las capacidades y la inteligencia al nacer se distribuyen por igual en toda la población, sin importar la condición socioeconómica familiar, responsable de diferencias en el desarrollo por lo que asegurar las condiciones para que todos los niños y niñas puedan desarrollar su potencial es imperativo para el crecimiento socioeconómico de largo plazo. Hay varias razones para pensar que en el Chile que, en promedio, vive peor que Angola, estas condiciones no se aseguran. Sobre el 25% de los jóvenes entre 20 a 24 años de este Chile no han terminado su educación media y cerca del 60% de los infantes del Chile de la mayoría no tiene acceso a educación pre-escolar, clave para el desarrollo cognitivo de los niños y niñas.

No invertir más de lo que actualmente se hace en este Chile con más necesidades significa la pérdida de miles de talentos y la limitación de producto potencial futuro. Todos los países más desarrollados que Chile son bastante más igualitarios, y además, presentan una movilidad social mucho mayor (Núñez y Riesco, 2004). Falta mucho trabajo aun. Chile tiene más que el doble de desigualdad en ingresos que Suecia y Finlandia, y todavía estamos lejos de países como Japón, Alemania, Francia y Estados Unidos. Mientras no se realice un mayor esfuerzo en mejorar las condiciones de ese Chile que necesita de un mayor gasto social no se logrará el desarrollo prometido por el presidente Piñera para el año 2018.

Esta desigualdad y falta de gestión en la Educación, derecho humano básico para el desarrollo de los Pueblos, nos lleva a la INDIGNACIÓN!!!

Matías Martínez
@martinezvon (twitter)

Editor: Jorge Rojas @jorrojas_

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Hola, no aceptamos comentarios con insultos, xenofobia, spam y amantes de la violencia o intolerancia en todas sus formas.

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal